Intensivo de Buda de la Medicina

Sábado 21 de Julio.

Cuatro sesiones, a las 10:00 h, 12:00 h, 15:00 h y 17:00 h.

C/ Trafalgar, 50 2º2ª

Plazas limitadas.

 

 

Bhaisajyaguru  es el Buda de la Tierra Pura Oriental, es el Buda que concede longevidad, y mitiga el sufrimiento.

Se le representa como un Buda de color azul, que deriva del lapis lázuli, la piedra azul con diminutas vetas doradas, que ha estado asociada desde tiempos inmemoriales, con la sanación de los enfermos.

El Buda de la Medicina, tiene sus orígenes en el budismo Mahayana, siendo muy popular la devoción hacia Él. Según la tradición Mahayana, existe una infinidad de Budas, Bodisatvas y otras deidades menores. Todos ellos representan los diversos aspectos de la naturaleza absoluta de Buda, tales como la compasión, el poder, la vacuidad…El Buda de la Medicina recoge el aspecto de la sanación de los enfermos.

El poder curativo de la deidad es abarcador, cubriendo los campos físico, psicológico y espiritual del paciente. La devoción hacia Baisajyaguru, está más orientada a su poder como dispensador de la medicina espiritual, que dentro de la filosofía budista, acuerpa a todos los otros tratamientos para el recobro de la salud.

Después de alcanzar la Iluminación, Baisajyaguru descubrió que existen tres venenos que obstaculizan la realización de nuestro verdadero potencial. Esos tres venenos son: el odio, el apego y la ignorancia.  Estas condiciones, enturbian nuestro pensamiento y nublan nuestra vista, no logrando comprender lo que ocurre alrededor nuestro, ni descubrir los verdaderos recursos que tenemos en nuestras manos. Con esta inadecuada  apreciación de lo que ocurre y lo que disponemos,  pensamos de forma muy restringida. Cuando presenciamos que nuestros planes no funcionan o descubrimos que alguien se interpone en nuestras acciones, entramos en la desesperación, la ira, y la indignación.

Vemos sin lugar a dudas, que estas tres condiciones, en la vida diaria, son la fuente de nuestros problemas, ya sean espirituales, emocionales o físicos.

El ser humano, está expuesto a una serie de enfermedades que generalmente no afectan a otros seres vivientes, siendo algunas de ellas, la arrogancia, el egoísmos, el odio, la desesperación, la desconfianza …En muchas instancias, estos males degeneran en el apego , que a su vez produce cambios fisiológicos en el cuerpo humano, a consecuencia de la incapacidad, o exceso de capacidad, para satisfacer nuestros deseos. Finalmente, estos desajustes fisiológicos se manifiestan en los males físicos que solemos describir como ”enfermedades”.

Desafortunadamente, la medicina moderna tiende por lo general a ignorar esa fuente inicial de nuestros quebrantos de salud, y procura sólo curar el malestar físico que nos aflige. Si deseamos un mejor entorno de vida, es preciso iniciar la cura de nuestras enfermedades mentales, para alcanzar finalmente una mejor salud física.

El Buda de la Medicina es posiblemente el mejor ejemplo de la fusión de la medicina y la religión en el budismo.

De hecho, dentro de la tradición del budismo tibetano, todos los conocimientos médicos, tienen un origen sagrado, y se les puede atribuir a la sabiduría de los Bodhisatvas.  Los mayores filósofos y santos del budismo Mahayana, eran al mismo tiempo grandes médicos, que escribieron importantes tratados de medicina.

En consecuencia, Baisajyaguru ha sido venerado, como un dispensador de la medicina espiritual, que puede curar los males tanto espirituales, psicológicos y físicos.

En budismo tibetano, se le conoce como Sangye Mela, y según la tradición popular, la recitación del Sutra del Buda de la Medicina, o la simple mención se su sagrado nombre, es beneficioso para la salud. Con la recitación de su mantra, podemos conseguir que innumerables seres sintientes, se liberen de los océanos de sufrimiento.

Entre las doce promesas del Buda de la Medicina, sobresale aquella donde la deidad afirma que otorgará la cura a todo aquel creyente que invoque su santo nombre o sencillamente piense en él.

Pero el Buda de la Medicina, no es venerado solamente a sus poderes curativos, sus doce promesas, se refieren a su deseo de iluminar, beneficiar, curar y brindar prosperidad a todos los seres humanos, así como describir los beneficios de recordar y suplicar su ayuda, especialmente, en épocas degeneradas.

 

Anuncios

Acerca de Sakya Gephel Ling

Sakya Gephel Ling es un Centro de Estudios del linaje Sakya del Budismo Tibetano ubicado en Barcelona. Ver todas las entradas de Sakya Gephel Ling

Debes haber iniciado sesión para comentar.

A %d blogueros les gusta esto: